AMJ ABOGADOS

Despidos por el mal uso del GPS

Despidos por el mal uso del GPS

Ya hemos comprobado que las empresas hacen uso de las nuevas tecnologías para mejorar su rendimiento y facilitar el trabajo a su empleados. Sin embargo, ahora también es más sencillo controlar al trabajador y asegurar que cumple con sus funciones.

En el artículo de hoy os expondremos dos casos reales. Trabajadores que fueron despedidos debido a los datos registrados en sus respectivos GPS’s.

Caso A:

El despido de un comercial por haber cobrado dietas de la empresa cuando en realidad estaba en su casa.

Hechos: El trabajador era monitorizado mediante el GPS de su tablet. De este modo, la empresa podría conocer con exactitud qué visitas realizaba durante su jornada laboral como comercial.

Se descubrió no solo que las rutas indicadas por el comercial no eran ciertas, sino que las dietas que pasaba a la empresa tampoco lo eran.

El GPS le situaba en su casa en más de una ocasión. El trabajador fue advertido mediante un escrito de estas faltas, que suponían un “incumplimiento reiterado y sistemático de su jornada laboral” además del “grave fraude” que implicaba pasar dietas falsas. Se le instó a devolver el dinero percibido en dietas y la compañía no le impuso ninguna sanción adicional, confiando en un cambio de conducta.

Resolución: Finalmente el trabajador fue despedido por transgredir la buena fe contractual ya que continuó incumpliendo su jornada laboral.

Caso B:

El despido de una trabajadora por hacer un mal uso de su GPS. En este caso, los antecedentes de la mala relación entre la empresa y la trabajadora también sirvieron para contribuir al despido de ésta.

Hechos: La empresa impartió un curso a sus empleados para explicarles el nuevo sistema de GPS que todos debían utilizar a partir de ese momento. Con dicho sistema la empresa se aseguraba de hacer un seguimiento de sus empleados.  Por otra parte, era un sistema de fichaje para los comerciales. Todos los empleados utilizaron correctamente sus GPS, excepto la trabajadora despedida. Según los técnicos, los “fallos” detectados en su GPS únicamente podían explicarse por un mal uso de la comercial.

Resolución: La comercial fue despedida por desobedecer de forma reiterada y hacer caso omiso de las advertencias de la empresa.

En ambos casos, los datos de los GPS’s de los trabajadores fueron claves para la procedencia de los despidos. También cabe señalar que ambos fueron advertidos al menos en una ocasión por sus respectivas empresas. Pese a ello siguieron manteniendo una actitud de desobediencia para con sus funciones en la empresa.

Esperamos que este artículo haya sido de vuestro interés, podéis dejarnos vuestros comentarios más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *