3 Consejos para nuevos abogados

tres consejos para nuevos abogados

3 Consejos para nuevos abogados

Si has escogido la carrera de derecho, espero que no sea porque has visto “Algunos hombres buenos” y quieras protestar enérgicamente el día de mañana ante una sala repleta de gente o llevar al límite a tu acusado hasta que confiese a gritos.

Ahora en serio, durante los años de carrera aprenderás muchas cosas, pero si quieres saber lo que te espera el día de mañana, escucha la voz de la experiencia de abogados que lleven tiempo ejerciendo, sus consejos te serán realmente útiles para el futuro.

Mis tres consejos para afrontar mejor el día a día en el despacho, además de obviamente tener una imagen profesional a la par que cercana para conseguir que el cliente se sienta cómodo en tu despacho y en el trato contigo, son:

Especialízate

Del mismo modo que consultamos a especialistas médicos para determinadas cuestiones de salud, es muy recomendable seguir los consejos de un especialista en derecho laboral para abordar los casos relacionados con la legislación laboral.

Las normativas cambian y un abogado laboralista siempre está al corriente de dichos cambios, asimismo tendrá más experiencia y técnica que un abogado no especializado; algo que puede marcar la diferencia entre perder o ganar.

Prepara las reuniones

Toda reunión de trabajo, por breve y simple que sea, requiere de una preparación previa. Se debe estudiar al interlocutor, el entorno, el contenido de la reunión, etc.

Cuando empecé en esta profesión iba a las reuniones de oyente. Más adelante, cuando aprendí su dinámica, empecé a prepararlas (estudiaba antecedentes del contenido, trazaba objetivos, etc.).

En esa época aprendí que esta labor, en muchos casos tediosa, es más importante que la propia reunión. En muchos casos el éxito de muchas negociaciones que he llevado ha dependido de una buena preparación.

Un cliente nunca viene solo

En una ocasión tuve un caso en el que la situación de la empresa era dramática, lo que hacía prever que si no se alcanzaban acuerdos en materia laboral tendría que ir a concurso de acreedores.

Tras muchas conversaciones y muchas horas dedicadas a este caso en particular, un día en que estaba presente el trabajador, al fin alcanzamos un acuerdo. Sin embargo, en el momento en que íbamos a redactarlo nos dijo que quería consultarlo con su mujer.

Finalmente, pese a tener un preacuerdo, su esposa… se negó. No alcanzar un acuerdo supuso que la situación económica empeorase y la empresa se viese abocada al concurso, causando un mayor perjuicio al trabajador.

Debes intentar explicarle a tu cliente que la familia y los amigos pueden darnos grandes y sabios consejos, pero en cuestiones legales es mejor fiarse de la opinión de un profesional.

Esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés, os recordamos que podéis consultar este y otros artículos en www.abogadium.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *